Jugos detox: Pros y Contras

January 2, 2019

 
Son un boom para desintoxicar el cuerpo y bajar de peso. 
 

La desintoxicación a base de este tipo de líquidos es una de las mejores maneras de alcalinizar el cuerpo y eliminar toxinas, especialmente después de las vacaciones. Además, ayuda a ingerir rápidamente nutrientes, minerales y vitaminas, que van directo a las células, ya que el cuerpo no necesita digerirlos. Después de beberlos, la piel suele lucir radiante, pues favorecen la limpieza de nuestro organismo. Y como producen saciedad, también contribuyen a comer menos y controlar mejor nuestro peso.

 

Sin embargo, en el mundo científico y de la nutrición hay diferentes opiniones al respecto. El consumo excesivo de los detox –como reemplazo de comidas por más de un día, por ejemplo– no suele recomendarse. Por otro lado, el efecto rebote puede ser una de las consecuencias indeseadas. En general, los especialistas coinciden en sus beneficios, pero mediante un consumo moderado, constante en el tiempo y en combinación con una alimentación sana y balanceada.

 

La doctora Alejandra Mateluna, especialista en medicina general integrativa, afirma que "los beneficios de tomar jugos detox van a depender de cómo se preparan, de la proporción de verduras y frutas que contengan, y claramente del estado de alimentación (saludable o no) de la persona que está tomándolos. Ningún beneficio mayor puede darse si no hay un real cambio de hábitos alimentarios, más amplio y duradero en el tiempo".

 

La profesional aclara que "la gran contribución de los jugos verdes –que consisten en 2 a 3 verduras y 1 fruta para no causar alzas en la glicemia– es un importante aporte de nutrientes y vitaminas presentes en estos vegetales, tanto en tallos y/o hojas, que normalmente no consumimos o que sobre cocinamos, perdiendo algunos valores nutricionales".

 

Asimismo, recomienda ir variando los ingredientes: "Priorizar que sean frescos, de la estación, y mejor aún si son orgánicos. La idea es buscar una base más líquida, como pepino o apio; un puñado de hojas verdes oscuras, como espinaca, y una fruta dulce, como un durazno de estación.

 

Destaca además que es importante el tipo de máquina con que se preparan: "Actualmente hay unas que prensan en frío y son mejores que las que se puede conseguir en una tienda, ya que estas últimas generan más fricción y, por el calor, muere gran parte de las vitaminas. Por eso se ha producido el boom de los jugos y batidos que se venden hechos y prensados en frío".

 

Asimismo, agrega que si bien "tienen buenas características en hidratación, vitaminas y minerales, se pierde gran parte de la fibra. Como están muy de moda los verdes, con verduras más que frutas, la fibra es la que nos va a hacer falta. Cuando los recomiendo, aclaro que son beneficiosos siempre y cuando los complementemos con una alimentación saludable, que incluya ensaladas y legumbres. Para poder limpiar el organismo en realidad, lo mejor es dejar las cosas de origen animal por unos días y consumir hartas frutas, verduras, legumbres y cereales integrales. Con esa cantidad de fibra e hidratación, sí vamos a limpiar bien el cuerpo".

 

La también nutricionista Emiliana Berti, de Clínicas Le Ciel, coincide en que los jugos verdes "de todas formas ayudan a eliminar toxinas y, por lo tanto, cada vez que los tomamos tenemos la piel mucho más suave, más iluminada, el cabello mejora y también se observa un bienestar general, porque nos sentimos con saciedad y no tenemos que estar ingiriendo alimentos permanentemente".

 

Sin embargo, advierte que también tienen contraindicaciones: "Este tipo de batidos se recomienda beberlos de 2 a 3 días, no más. No deben consumirse en forma permanente. Porque una vez que hacemos regular este tipo de consumo y lo cortamos, al primer día que nos alimentamos normalmente, se genera un efecto rebote y recuperamos rápidamente el peso perdido. Esa es la primera contraindicación y la más inmediata.

 

Fuente: nuevamujer.com

Please reload