BUDGETING: UN AS BAJO LA MANGA

 

 

 

Consecuentemente, como el 70% de los jóvenes que no siguen o ni siquiera tienen un presupuesto, me vi presa de la gratificación instantánea en más de una ocasión y con la necesidad de retirar de mis ahorros o pedirle a papi. Y es que, hasta una mina de oro mal administrada se puede ir a la ruina. A los 25 años, hojeando en una librería, descubrí The Defining Decade:- Why Your Twenties Matter - And How to Make the Most of Them Now. Ese libro inculcaba el crear una fundación de comunidad, estudios, trabajo y buenos hábitos financieros a través de un presupuesto. Consejos que de acuerdo al autor y psicóloga Meg Jay, se cultivarían en tus próximas décadas.

 

Un día cualquiera y sin ritual de iniciación lo intenté y desde entonces se me hizo costumbre. No sólo porque me gustó la idea de ver mi balance subir en el estado de cuenta si no porque irónicamente, el mantener el control me proporcionó libertad. En retrospectiva, lo más difícil y más gratificante fue entender, aceptar y ajustarme a mis posibilidades. Una vez que lo logré, el mundo abrió puertas de infinitas oportunidades que no consideré anteriormente. Te comparto unos consejos para mantener tu libertad financiera sin comprometer tu diversión:

 

- AHORRA -
 

¿Quién puede ahorrar cuando existe tanta variedad de zapatos? Yo sé, yo sé, pero infórmate con las personas que firman tu nómina. Existen maneras de enviar fondos de tu sueldo a cuentas de ahorros para el retiro o cuentas de ahorros personales, sin que esos fondos lleguen a tus manos. Al igual, algunas cuentas bancarias te permiten redondear tus centavos a una cuenta de ahorros. Si no lo ves, no lo sientes.

 

- 50/20/30 -
 

Entre los métodos de presupuesto se sugiere que asignes el 50% de tus ingresos para tus gastos esenciales (renta, pago de auto, seguro, celular, internet, comida, etc.), ahorres el 20% y el 30% lo gastes en tus gastos personales (salidas, ropa, FIFA ‘18, etc.)

 

- PLANEACIÓN -
 

Crea una lista y recordatorios de tus gastos mensuales y gastos esporádicos, cómo el cambio de aceite de tu automóvil o el retoque de tu cabello cada 6 semanas. El ahorrar para esos gastos, no sólo te evitará andar con la raíz hasta la ceja o que tu auto se arruine, también te ayudará a evitar un saldo en rojo al momento de desembolsar $145 por un cambio de aceite a tu auto.

 

- EVITA LAS DEUDAS -
 

Los préstamos estudiantiles y las tarjetas de crédito son como la grasa del vientre, fácil de obtener, difícil de eliminar. Cautelosamente obtén los prestamos necesarios y recuerda mantener tus balances al menos de 30% en tus deudas, monitoreando regularmente tu puntaje de crédito y/o balances.

 

- FRUGAL = SMART -
 

Usar cupones o aprovechar ofertas no es de losers o mediocres, de lo contrario, te puede resultar muy ahorrativo al largo plazo, además te convierte en un consumidor inteligente.

 

 

- TECNOLOGÍA -
 

En estos días, existen aplicaciones para todo, desde monitorear tus calorías hasta encontrar prendas de buena calidad a precio de rebaja. Ya sea que descargues una aplicación para mantenerte al tanto de tu presupuesto o de tu crédito, u otra donde puedas vender esos jeans que compraste en un arranque compulsivo esperando bajar de peso, busca que la tecnología trabaje para ti.

 

- NO -
 

Por más difícil que sea, una noche de Netflix te puede ahorrar más que unos cuantos centavos. Ah, y di no a la piratería.

 

- COMUNÍCATE -
 

Hablando se entiende la gente. Si tienes pareja o sales con amigos hagan un plan donde todos estén de acuerdo. Nunca quieres quedar como el lagarto de las manos cortas o el que siempre paga la cuenta. Aun en pareja, como dama ofrécete a pagar el cine o la cena. Créanme chicas, nada habla de igualdad o #WomenPower como ganarle el tiro a la hora de pagar la cuenta. Ahora que, si definitivamente no lo acepta, dejar la propina o comprar las palomitas siempre hablará bien de ti.

 

 

MORALEJA
 

1. Al final de cuentas, cuando se trata de tener buen estilo, el evitar los fakes y los saldos negativos en tus cuentas nunca pasará de moda.
 

2. Como tu bolso personal o cartera, las finanzas son intimas, pero hablan mucho de ti.
 

3. Cualquier método de ahorros que te funcione, ser generoso con el marranito nunca paga mal.

 

 

Please reload