Luce la piel de verano que tanto quieres!!

May 23, 2017

Nosotras las mujeres estamos muy acostumbradas a gastar todo en cualquier cosa que nos prometa amarla, por ejemplo, el maquillaje, las mil cremas para el cutis perfecto, la ropa, la bolsa que obviamente necesitas, los zapatos de ensueño y la pizza. Pero ¿por qué gastar tanto en cuidar tu piel si tenemos muchas cosas naturales que te harán ver increíble?

 

 

 

 

1.     Exfoliante natural!! Nailed it!

 

La exfoliación es la eliminación de las celulas muertas. La piel realiza este proceso de forma natural aproximadamente cada 28 días, pero, a medida que se envejece, éste  es cada vez más lento. Entonces las células muertas se quedan en la superficie y las nuevas no tienen espacio para crecer. Es por esto que necesitamos exfoliar nuestra piel con cierta frecuencia y eliminar estas impurezas de nuestros poros.

 

 

 

 

Exfoliante #1: Mezclar una cucharada de miel con dos almendras bien deshechas. Agregar media cucharadita de jugo de limón. Frotar, una vez por semana, la mezcla suavemente sobre el rostro y luego enjuagar con agua tibia.

 

Exfoliante #2: Lavar y picar 1 zanahoria y licuar por unos instantes. Mezclar el jugo resultante con una crema hidratante.  Aplicar, una vez por semana, mediante masajes circulares sobre el rostro para eliminar las células muertas que impiden la oxigenación de la piel.

 

 

 

Exfoliante #3: Mezclar 1 cucharada de harina de avena molida, 1 cucharadita de miel, 2 cucharadas de agua de rosas y 1 cucharadita de azúcar hasta lograr una pasta homogénea.  Aplicar, mediante una bolita de algodón, en suaves masajes circulares. Retirar con abundante agua. Realizar una vez cada 15 días.  Esta receta de exfoliación resulta ideal para el cutis mixto.

 

 

2.     Mascarilla de café para limpiar tu cara.

 

Instrucciones de preparación:

 

1) En un recipiente mezclar el café usado con la leche, la cantidad de leche debería ser suficiente para lograr la espesura de un yogur. Remueve la mascarilla bien. Trata de no hacerla demasiado líquida, porque vas a estar un poco incómoda durante la aplicación.

2) Cuando esté lista, aplica la mascarilla por el rostro. Evita la zona de los ojos y los labios.

3) Masajea la cara suavemente con la mezcla y relájate durante 20 minutos.

4) Mientras te quitas la mascarilla, masajea la piel con las puntas de los dedos. Actúa como un exfoliante. No masajees demasiado si tienes la piel sensible. Si tienes la piel grasa con los poros abiertos, insiste en las zonas problemáticas de tu rostro: nariz, barbilla y frente.

5) Aplica una crema humectante en el rostro mientras la piel está todavía un poco húmeda, para sellar la humedad.

 

 

 

Esa mascarilla revitalizante para la cara no es la única receta que utiliza el café o la cafeína para el cuidado de la piel. Como el ingrediente del exfoliante para la celulitis, la cafeína funciona para extraer el líquido de los espacios entre las células de grasa, alisando la piel de naranja propia de la celulitis. También hay evidencias de que tiene un efecto positivo en las propias células grasas.

 

 

3.     Limpieza de brochas

 

Los cepillos, brochas y esponjas de maquillaje sucias son focos de bacterias y suciedad. Cuando frotas tu cara con estos terminas por obstruir los poros y promueves la aparición de granitos y puntos negros. Lava tus utensilios al menos una vez a la semana con un poco de champú y agua tibia para que queden como nuevos, así como tu piel.

 

 

 

 

4.     Las cascaras son tus mejores amigas

 

Esto tiene un fin maravilloso, hacer tu propia crema hidratante, quita la carne interior de la cáscara de un banano, aplícala a la cara y luego enjuaga después de 15 minutos. Otras cáscaras de frutas y verduras que puedes utilizar de la misma forma que la del banano (la parte interior, lo carnoso): papas, para ayudar a reducir la hinchazón, cítricos (naranjas, limones, pomelos) por sus poderosas propiedades astringentes, aguacate, para dar lozanía a tu tez y piña, para iluminar la piel al instante.

 

 

 

 

5.     Baño de vapor

 

Evita el acné con una ‘mascarilla’ de vapor facial semanal, pues abre los poros, estimula la circulación y elimina las toxinas. Todo lo que necesitas es una olla de agua, una estufa, y una toalla. (Si quieres que sea más elaborada, agrega un puñado de hierbas aromáticas como lavanda, caléndula, manzanilla o tomillo). Espera que hierva, reduce el fuego y deja hervir a fuego lento durante 5 a 10 minutos. Luego cubre la toalla sobre tu cabeza como una especie de carpa e inclina tu rostro sobre el vapor con mucho cuidado. Mantén esta posición durante 5 minutos y luego enjuaga la cara con agua fría para cerrar los poros. Sentirás la suavidad de manera inmediata.

 

 

 

 

Please reload